Delicioso flan de queso sin horno con leche condensada 3

Delicioso flan de queso sin horno con leche condensada

¿Quieres disfrutar de un postre delicioso sin necesidad de encender el horno? ¡Tenemos la solución perfecta para ti! Te presentamos el flan de queso sin horno con leche condensada. Esta receta fácil y rápida te permitirá deleitar a tus invitados con un postre cremoso y lleno de sabor. Olvídate de complicaciones, con ingredientes simples y pasos sencillos podrás preparar este exquisito flan en poco tiempo. ¿A qué esperas para probarlo?

Ingredientes para flan de queso sin horno con leche condensada:

  • 4 huevos
  • 1 lata de leche condensada (397 g)
  • 250 g de queso crema
  • 1 taza de leche
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • Caramelo líquido para el molde
YouTube video

¿Cómo hacer flan de queso sin horno con leche condensada?

Flan de queso sin horno con leche condensada, una deliciosa opción para aquellos que buscan un postre rápido y fácil de preparar. Para hacer esta exquisita receta, necesitarás los siguientes ingredientes: 1 lata de leche condensada, 1 lata de leche evaporada, 200 gramos de queso crema, 4 huevos y esencia de vainilla al gusto. En primer lugar, en una licuadora, mezcla la leche condensada, la leche evaporada, el queso crema, los huevos y la esencia de vainilla hasta obtener una mezcla homogénea. Luego, vierte la mezcla en moldes individuales y refrigera por al menos 4 horas o hasta que esté cuajado. ¡Y listo! Disfruta de un flan de queso cremoso y sin necesidad de utilizar el horno.

Este flan de queso sin horno con leche condensada es una excelente opción para aquellos que buscan una alternativa fácil y deliciosa. Además, su preparación no requiere de grandes habilidades culinarias ni de mucho tiempo. Con tan solo unos pocos ingredientes y unos minutos de preparación, podrás disfrutar de un postre cremoso y dulce. No dudes en probar esta receta y sorprende a tus invitados con un flan de queso sin igual.

  Leche Merengada Thermomix: Receta fácil con leche líquida

¿Cuáles son los ingredientes necesarios para preparar flan de queso sin horno con leche condensada?

Para preparar un delicioso flan de queso sin horno con leche condensada, necesitarás solo unos pocos ingredientes. En primer lugar, asegúrate de tener 200 gramos de queso crema, preferiblemente de buena calidad, para garantizar un sabor suave y cremoso. Además, necesitarás una lata de leche condensada, con su dulzura característica que le dará un toque especial al flan. Finalmente, no olvides tener a mano cinco huevos frescos, ya que son esenciales para lograr la textura adecuada y unir todos los ingredientes.

Una vez que tengas todos los ingredientes, el proceso de preparación del flan de queso sin horno con leche condensada es muy sencillo. En primer lugar, precalienta el horno a 180 grados Celsius y prepara un molde apto para horno, preferiblemente con capacidad para un litro. Luego, en un recipiente aparte, bate los huevos hasta que estén bien mezclados y luego agrega el queso crema y la leche condensada. Continúa batiendo hasta obtener una mezcla homogénea y sin grumos.

Una vez que tengas la mezcla lista, viértela en el molde previamente preparado y colócalo dentro de una bandeja más grande que contenga agua caliente. Esto ayudará a cocinar el flan de manera uniforme y evitará que se queme. Finalmente, hornea durante aproximadamente 40-45 minutos o hasta que al insertar un palillo en el centro este salga limpio. Una vez listo, retira del horno, deja enfriar y luego refrigera por al menos cuatro horas antes de desmoldar. ¡Disfruta de este irresistible flan de queso sin horno con leche condensada y sorprende a todos con su sabor delicioso!

¿Cuánto tiempo se tarda en preparar el flan de queso sin horno con leche condensada?

Preparar el flan de queso sin horno con leche condensada es rápido y sencillo. En tan solo 15 minutos puedes tener todos los ingredientes mezclados y listos para ser vertidos en el molde. Luego, solo debes esperar pacientemente mientras el flan se enfría en el refrigerador durante 3 horas. ¡Y voilà! En solo 3 horas y 15 minutos tendrás un delicioso flan de queso sin horno con leche condensada listo para disfrutar.

Si estás buscando una receta de postre fácil y deliciosa, el flan de queso sin horno con leche condensada es la opción perfecta. En poco tiempo podrás disfrutar de un postre suave y cremoso, sin la necesidad de encender el horno. Además, la leche condensada le aporta un dulzor irresistible. ¿A qué esperas para probarlo? En menos de lo que imaginas, podrás preparar este exquisito flan y deleitar a tus invitados con su sabor único.

  El delicioso y versátil polo de leche La Lechera: una receta optimizada

Pasos para hacer flan de queso sin horno con leche condensada

  • Preparar los ingredientes (10 minutos)
  • Mezclar la leche condensada, la leche evaporada, el queso crema y la esencia de vainilla en un tazón (5 minutos)
  • Batir los huevos en otro recipiente y agregarlos a la mezcla anterior (2 minutos)
  • Caramelizar el molde para flan con azúcar (3 minutos)
  • Verter la mezcla en el molde caramelizado (1 minuto)
  • Cubrir el molde con papel film o una tapa (2 minutos)
  • Refrigerar durante al menos 4 horas o hasta que el flan esté firme (4 horas)
  • Desmoldar el flan y servir frío (2 minutos)

La receta irresistible de flan de queso sin horno: ¡Sorprende a todos con su sabor cremoso!

En busca de una deliciosa opción de postre sin tener que encender el horno? No busques más, porque te traemos la receta irresistible de flan de queso sin horno. Sorprende a todos con su sabor cremoso y su textura suave que se deshace en la boca. Este flan es perfecto para cualquier ocasión y es tan fácil de hacer que no podrás resistirte a probarlo.

El secreto detrás de este flan de queso sin horno radica en su preparación simple y rápida. Solo necesitarás unos pocos ingredientes básicos como queso crema, leche condensada y huevos. Mezcla todo en la licuadora hasta obtener una mezcla suave y homogénea, luego viértela en moldes individuales y déjala enfriar en el refrigerador durante unas horas. El resultado final será un flan de queso con un sabor tan delicioso que todos quedarán sorprendidos.

Además de ser una opción fácil y rápida de preparar, este flan de queso sin horno es una alternativa más ligera y saludable a los postres tradicionales. Al no requerir de cocción, conserva todos los nutrientes de los ingredientes y te permite disfrutar de un postre cremoso sin sentirte culpable. Así que no esperes más y atrévete a sorprender a todos con esta irresistible receta de flan de queso. ¡Te garantizamos que se convertirá en tu nueva obsesión culinaria!

El postre perfecto: Flan de queso con leche condensada, ¡fácil y delicioso!

El flan de queso con leche condensada es el postre perfecto para sorprender a tus invitados. Su textura suave y cremosa, combinada con el dulce sabor de la leche condensada, lo convierten en una delicia irresistible. Además, su preparación es muy sencilla, lo que lo hace ideal para aquellos que no tienen mucha experiencia en la cocina. Solo necesitas mezclar los ingredientes, verter la mezcla en moldes individuales y hornear al baño maría. En pocos minutos tendrás listo un flan casero exquisito que cautivará a todos. ¡No esperes más y anímate a probar esta receta fácil y deliciosa!

  Secretos para disfrutar del café con leche evaporada de forma perfecta

Disfruta de un flan de queso sin horno en minutos: ¡una tentación que no podrás resistir!

Sumérgete en el delicioso mundo de los postres con nuestro irresistible flan de queso sin horno. En tan solo minutos podrás disfrutar de esta tentación que no podrás resistir. Su textura cremosa y su sabor suave a queso te transportarán a un paraíso culinario. Además, su preparación es tan sencilla que no necesitarás encender el horno. ¡No te pierdas la oportunidad de deleitarte con este exquisito postre!

YouTube video

Opiniones sobre el increíble flan de queso sin horno con leche condensada

“¡El flan de queso sin horno con leche condensada es una delicia que me dejó con ganas de más! No puedo creer lo fácil que es de hacer y lo rico que queda. ¡Se derrite en la boca y tiene un sabor dulce pero equilibrado! Es como un abrazo de sabor en cada cucharada. Lo recomiendo totalmente, ¡no te arrepentirás! – Juan Pérez”

En resumen, el flan de queso sin horno con leche condensada es una deliciosa alternativa para aquellos que desean disfrutar de un postre cremoso y dulce sin complicaciones. Su textura suave y su sabor delicado hacen de esta receta una opción irresistible para cualquier ocasión. Con ingredientes simples y pasos sencillos, este flan es perfecto para sorprender a tus invitados o simplemente para consentirte a ti mismo. ¡Prepáralo y déjate llevar por su exquisita combinación de queso y leche condensada!

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad