6 Deliciosas Recetas para Aprovechar la Bechamel Sobrante

6 Deliciosas Recetas para Aprovechar la Bechamel Sobrante

¿Te ha sobrado bechamel y no sabes qué hacer con ella? ¡No te preocupes! En este artículo te presentamos algunas ideas creativas y deliciosas para aprovechar al máximo ese delicioso y cremoso excedente. Desde las clásicas croquetas de bechamel hasta gratinados irresistibles, descubrirás cómo transformar este ingrediente en platos sorprendentes y repletos de sabor. ¡No pierdas la oportunidad de darle una segunda vida a tu bechamel sobrante y deleitar a tu paladar con estas recetas innovadoras!

Lista de ingredientes para aprovechar la bechamel sobrante:

  • 200 ml de bechamel sobrante
  • 200 gr de pasta cocida
  • 100 gr de queso rallado
  • 100 gr de jamón cocido en trozos
  • Sal y pimienta al gusto

¿Cuánto tiempo dura la salsa bechamel?

La salsa bechamel puede guardarse en la nevera después de cocinarla, siempre y cuando se deje enfriar antes de taparla. Por lo general, esta salsa puede aguantar bien un par o tres días en la nevera. Si deseas conservarla por más tiempo, también puedes optar por congelarla. Sin embargo, es importante recordar que deberás sacarla del congelador unas horas antes de consumirla para que se descongele por completo.

En resumen, la salsa bechamel puede ser guardada en la nevera por un par o tres días después de cocinarla y dejarla enfriar. Si deseas conservarla por más tiempo, la opción de congelarla también es válida. Recuerda descongelarla completamente antes de consumirla.

¿Cuál es el significado de bechamel en español?

La palabra bechamel en español se refiere a una salsa hecha con harina, leche y mantequilla. Esta voz francesa se ha adaptado al español en las formas besamel y bechamel, ambas válidas. La bechamel es una salsa muy versátil y se utiliza en la cocina para enriquecer diferentes platos, como las lasañas o los gratinados.

La bechamel es una de las salsas más clásicas de la cocina francesa. Su consistencia cremosa y su sabor suave la hacen perfecta para acompañar una gran variedad de platos. Además, es muy fácil de preparar, ya que solo requiere mezclar harina, leche y mantequilla. Esta salsa se utiliza tanto en platos salados como en platos dulces, y es un ingrediente clave en la cocina tradicional.

  Deliciosas recetas para tu blog de cocina con Cosori

Tanto la forma besamel como la forma bechamel son válidas para referirse a esta salsa. Ambas palabras son utilizadas en español, dependiendo de las preferencias regionales o personales. En cualquier caso, lo importante es disfrutar de esta deliciosa salsa y experimentar con ella en la cocina.

¿Cuál persona fue responsable de crear la salsa bechamel?

La salsa bechamel, conocida por su delicioso sabor y textura cremosa, fue creada por el famoso cocinero francés del duque Louis de Béchameil. Atribuida a él en el siglo XVII, esta exquisita salsa se ha convertido en un elemento clave en la gastronomía francesa y ha perdurado a lo largo del tiempo. Aunque la receta original ha sufrido modificaciones a lo largo de los últimos cien años, su legado culinario sigue vivo en las cocinas de todo el mundo.

El creador de la salsa bechamel fue el cocinero francés del duque Louis de Béchameil, un talentoso chef que dejó su huella en la historia culinaria. Desde su invención en el siglo XVII, esta salsa se ha convertido en una de las más populares y versátiles de la cocina francesa. Aunque la receta ha evolucionado con el tiempo, la esencia de la salsa bechamel perdura, deleitando a los paladares más exigentes con su suavidad y sabor inigualables.

Pasos para aprovechar bechamel sobrante:

  • 1. Guardar la bechamel sobrante en un recipiente hermético – 5 minutos
  • 2. Refrigerar la bechamel sobrante para su conservación – 30 minutos
  • 3. Utilizar la bechamel sobrante como base para una lasaña – 10 minutos
  • 4. Mezclar la bechamel sobrante con queso rallado y gratinar – 15 minutos
  • 5. Utilizar la bechamel sobrante para rellenar croquetas – 20 minutos
  • 6. Preparar una salsa de champiñones y agregar la bechamel sobrante – 25 minutos
  Cazuela de Fideos Granadina: Deliciosa Receta Tradicional para Disfrutar

Sabrosas recetas para reinventar la bechamel sobrante

¿Qué hacer con la bechamel que te ha sobrado? ¡No la desperdicies! Aquí te presentamos dos deliciosas y creativas recetas para reinventarla y darle un nuevo giro a este clásico de la cocina. En primer lugar, puedes utilizarla como base para preparar unos exquisitos croquetones de jamón y queso. Simplemente mezcla la bechamel sobrante con jamón picado y queso rallado, forma las croquetas y luego pásalas por huevo batido y pan rallado antes de freírlas. El resultado será un bocado crujiente por fuera y cremoso por dentro, que hará las delicias de tus comensales.

Otra opción fantástica es utilizar la bechamel sobrante como relleno para unas irresistibles empanadas de pollo. Solo tienes que mezclarla con pollo desmenuzado, cebolla y especias al gusto, y luego rellenar las empanadas con esta deliciosa mezcla. Hornea hasta que estén doradas y tendrás unas empanadas jugosas y sabrosas. ¡Una manera perfecta de darle una nueva vida a la bechamel y sorprender a todos con una receta original y deliciosa!

Creativas ideas culinarias con tu bechamel sobrante

¿Qué hacer con esa bechamel que te ha sobrado? No te preocupes, tenemos algunas ideas creativas y deliciosas para aprovechar al máximo esta deliciosa salsa. Una opción es utilizarla como base para una pizza gourmet. Extiende una capa generosa de bechamel sobre la masa y añade tus ingredientes favoritos, como champiñones, espinacas y queso de cabra. Luego, hornea hasta que la pizza esté dorada y crujiente. ¡Te sorprenderá lo bien que combina la cremosidad de la bechamel con los sabores intensos de los demás ingredientes!

Otra idea ingeniosa es crear unos deliciosos croquetones de bechamel. Mezcla la bechamel sobrante con patatas cocidas y desmenuzadas, jamón picado y queso rallado. Forma bolitas con la mezcla y pásalas por huevo batido y pan rallado. Fríe en aceite caliente hasta que estén doradas y crujientes por fuera. Estos croquetones son perfectos como aperitivo o como plato principal acompañados de una ensalada fresca. ¡No desperdicies tu bechamel sobrante y disfruta de estas creativas ideas culinarias!

  Pata de pavo: consejos para aprovechar su deliciosa carne

Opiniones sobre qué hacer con bechamel sobrante

“¡La bechamel sobrante es la mejor excusa para hacer croquetas de la abuela! Yo, María Rodríguez, soy fanática de la cocina casera y siempre me gusta aprovechar los ingredientes que me quedan. La bechamel es tan cremosa y deliciosa que simplemente la mezclo con pollo desmenuzado, un poco de jamón y un toque de nuez moscada. Después, las empano y las frío hasta que quedan doraditas. ¡Son un bocado divino!”

En resumen, la bechamel sobrante no tiene por qué desperdiciarse. Con un poco de creatividad y las ideas adecuadas, podemos transformarla en deliciosos platillos que sorprenderán a nuestros paladares. Desde croquetas y lasañas, hasta gratinados y empanadas, las posibilidades son infinitas. ¡Así que no duden en experimentar y aprovechar al máximo esta versátil salsa!

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad